Blog

Alex Epstein sobre florecimiento durante una disrupción masiva

Todos estamos siendo afectados por la medida de distanciamiento social universal que los gobiernos nos están obligando a obedecer. Esta es una disrupción masiva al curso normal de nuestra vida en muchas formas.

En su programa de hoy de The Human Flourishing Project, Alex Epstein aborda la cuestión de qué formas de pensar y actuar podemos adoptar en la búsqueda de florecimiento humano durante una disrupción masiva como la actual que estamos viviendo a causa del COVID-19.

Hay quienes disputamos que si las medidas que los gobiernos están tomando para tratar de lidiar con esta pandemia es buena y apropiada. Y como lo presenta Alex en su programa de hoy, independientemente de la realidad de ello, la situación actual causada por esta pandemia mundial es definitivamente mala, indeseable.

Pero cuando se trata de lidiar con esta disrupción tan grande a nuestras vidas, primero debemos reconocer que es una situación mala, pero podemos tomar una perspectiva con una mentalidad de crecimiento y darnos cuenta de que esta disrupción puede ser una oportunidad para aprender de esta situación. Las dudas personales que tenemos sobre nuestra capacidad de lidiar con esta crisis y darnos oportunidades para aprender y crecer psicológicamente con ese aprendizaje.

Y esa es la pregunta que Alex aborda hoy:

¿Cuáles son las ventajas de una disrupción? Escucha el programa completo en el que Alex explora en detalle esta pregunta:

#HoyAprendí: La diferencia entre innovación e invención

Muy pocas veces la gente se detiene a pensar sobre la importancia y sobre lo mucho que le debemos a los inventores e innovadores la calidad de vida que disfrutamos. Ellos mueven el progreso en el mundo.

Cuando pensamos en la tecnología y la ciencia que ha cambiado el mundo hasta llegar al progreso sin precedentes que vivimos en el presente, pensamos en quienes innovan e inventan la tecnología que lo hace posible. Pero, ¿qué podemos explorar más profundamente sobre la naturaleza de los innovadores e inventores?

Hoy, viendo la entrevista que le hizo Yaron Brook a Matt Ridley, escuché sobre la perspectiva de Ridley sobre estos dos tipos de personas y cuál es su rol en nuestra sociedad.

Un punto que me llamó especialmente la atención que Matt Ridley hizo fue el de la diferencia entre la innovación e invención y cómo, para apreciar mejor el rol de cada uno, se debe identificar la diferencia entre ambos. Esa diferencia no muy a menudo se hace cuando pensamos sobre esos dos tipos de personas. Usamos esos conceptos intercambiablemente en nuestro vocabulario. Pero de hecho sí hay una diferencia.

Matt Ridley explicaba que de las personas que llegan a cambiar nuestra vida con lo que producen no siempre son necesariamente inventores de algo nuevo. Que ellos a menudo son innovadores que toman algo ya existente y lo perfeccionan. La invención de un nuevo dispositivo o una nueva tecnología no significa necesariamente un gran cambio sino más bien quienes hacen que esas invenciones sean disponibles para todos quienes de verdad hacen el cambio importante. Y a ellos no se les reconoce y aprecia como se debería.

Ridley define la innovación como el tomar una nueva idea y convertirla en algo que en efecto cambia la vida de las personas, de extender su disponibilidad a muchísimas personas. Es el proceso de lentamente convertir una invención en una innovación lo que realmente cambia el mundo según Ridley.

Un ejemplo que Ridley ponía es el de los hermanos Wright a inicios del siglo XX. Ellos fueron los inventores del vuelo. Pero el logro crucial de ellos fue el proceso de perfeccionamiento de su invención. Que fue un proceso gradual, lento y terriblemente largo de prueba y error.

Otro ejemplo que ponía es el de Jeff Bezos y Amazon. Jeff Bezos trabajó en perfeccionar el complejo negocio de la venta al por menor en Internet. Eso le llevó muchísimos años de intentar cosas nuevas y fallar muchas veces.

La importancia de hacer esa distinción según Ridley es que es un error pensar que la invención es el aspecto clave del cambio en el mundo, la innovación es la clave, según él.

Una de las conclusiones con las que Ridley termina es con la conclusión de que actualmente vivimos una hambruna de innovación. Yaron añadía en la conclusión que el progreso depende de la innovación, pero más importante, nuestra vida depende de la innovación.

Una lección muy interesante e importante de hacer para los estudiantes y los admiradores del progreso.

Es una entrevista que recomiendo mucho escuchar completa: https://www.youtube.com/watch?v=xa4AfXvR1Xo

#HoyAprendí: Quién es John Adams

Esta quizá sea una de las entrevistas más importantes –a nivel personal– que haya visto los últimos meses.

Lo que hice hoy es volver a ver esta entrevista que Dave Rubin le hace a C. Bradley Thompson sobre la vida de John Adams, uno de los padres fundadores de los Estados Unidos.

Uno de los aspectos más importantes en los que el Dr. Thompson se enfoca en su estudio de John Adams es su carácter moral y la evolución del mismo. Su estudio lo hace a partir del contenido de los diarios que John Adams dejó a su muerte. Escuchando esta entrevista uno se puede dar una idea de la estatura moral de un héroe de la libertad como Adams.

La historia que el Dr. Thompson presenta en esta entrevista es fascinante y muy inspiradora. Te invito a verla completa:

Desarrollando material para propuestas de valor

De las personas que más admiro y de quienes recibo más valor en esta etapa de mi vida, por mucho, son los profesores y conferencistas de quienes aprendo.

Nunca había consumido tantas charlas y cursos en internet como los últimos meses. Los temas principales que he consumido son educación, historia y filosofía.

El contenido mismo de educación, y e modelo didáctico y el impacto de los profesores que enseñan la historia y la filosofía en todo lo que he consumido me han inspirado a este siguiente proyecto en mi carrera: desarrollar material para ofrecer en el mercado de educación.

Así que esto es lo que voy a empezar a hacer: empezar a activamente desarrollar el material necesario para enseñar cursos y dar charlas sobre temas de historia, literatura, economía básica y filosofía.

Quiero dar clases literatura y clases de historia a niños, cursos de introducción a la economía y charlas sobre filosofía, literatura e historia a jóvenes, y charlas sobre educación a adultos.

Mi método básico en lo que respecta a los cursos es aprender cómo otros profesores enseñan tales temas. Ya tengo como referencia para eso la escuela de Lisa VanDamme, VanDamme Academy, ahí hay cursos que se pueden comprar algunos cursos. Y quiero empezar a aprender a través de ellos su método específico; el marco de referencia filosófico ya lo estoy aprendiendo, y tengo una fuerte base respecto al contenido. Y en cuanto al curso de introducción a la economía para jóvenes, y atengo una muy buena idea derivado a mi experiencia en la universidad en el MPC. Necesito concretizar un programa de estudios completo, en lo cual ya estoy trabajando.

Y respecto a las charlas, ya estoy aprendiendo muchísimo en el OAC sobre cómo dar presentaciones orales, y lo que me queda es preparar muy bien el material. Ya estoy aprendiendo mucho sobre la presentación del material, tengo bastante desarrollada la habilidad de integrar el conocimiento e identificar su relevancia filosófica conforme a las audiencias y lo que se necesita difundir. Eso en cuanto a la forma, lo que me falta es el contenido que voy a presentar.

Una experiencia que tuve haciendo algo como eso fue el año pasado cuando di una charlas sobre Ayn Rand en un retiro de liderazgo en Estudiantes por la Libertad Guatemala. En la charla pude comunicar por lo menos el mensaje principal que quería comunicar, y la charla tuvo buena aceptación entre la audiencia. Desde entonces quiero enfrentarme a desafíos más ambiciosos y que me ayuden a practicar y mejorar mi habilidad de presentación.

Esto es muy emocionante. En el futuro escribiré actualizaciones sobre mi progreso en esto y los productos que, en efecto, ya pueda empezar a crear.

Actualización sobre poesía 3.20.20

Quiero compartir aquí el poema que me memoricé la semana pasada.

El poema se titula «To a Young Lady Who Sent Me a Laurel Crown», escrito por uno de mis tres poetas favoritos, John Keats (ya hablaré sobre quienes son los otros en alguna otra ocasión. 🙂

Me divertí mucho repasándolo.

Aquí está, brevemente, el porqué de mi elección de este poema.

Yo estoy fascinado con la cultura antigua de Grecia y Roma. Y me encanta la idea de las personas de esos tiempos docorarse con ramas de laurel.

Yo mismo me hice una ramita con cinco hojas el otro día que no podía evitar derretirme de la ternura cuando vi en Instagram a alguien que en una excursión a Grecia se había comprado una ramita así de metal dorado. La ramita que hice la hice con un pedazo de plato de plástico cubierto con papel de aluminio y pegado con silicón. (Ahora no tengo teléfono para tomarle una foto pero cuando tenga lo haré y lo compartiré aquí). Y es un pequeño pedazo de manualidad que absolutamente adoro y que espero algún día encontrar una ocasión oportuna para poder lucirlo yo mismo. (De hecho he fantasiado con tal vez aprender a forjar por mí mismo en metal una ramita así algun día; ¡eso sería tan cool!)

Entonces lo que Keats expresa en este poema resuena conmigo con mi ramita de laurel plateada: El orgullo que el laurel representa en la cabeza de uno que quiere ver concretizado material y simbólicamente de alguna forma esa admiración propia hacia uno.

*desde mi memoria*

Fresh morning gusts have blown away all fear
From my glad bossom now, from gloominess
I mount for ever not an atom less
Than the proud laurel shall content my bier.
No! By the eternal stars! or why sit here
In the Sun’s eye and ‘gainst my temples press
Apolo’s very leaves woven to bless
By thy white fingers and thy spirit clear.
Lo! Who dares say, “Do this”? Who dares call down
My will from its high purpose? Who say, “Stand”
Or “Go”? This very moment I would frown
On abject Caesars
not the stoutest band
Of mailed heroes should tear off my crown
Yet would I kneel and kiss thy gentle hand.

—John Keats

La poesía de Keats es una instancia de la poesía que es mi favorita como lo decía en mi post de ayer: ‘poesía que, con las palabras sobre los fenómenos más concretos, expresan los sentimientos y la ideas más abstractas, y de una forma estilizada y regular’.

El arte en mi vida

En los últimos años he estado buscando inmergirme más en el arte. El arte es una de mis principales fuentes de inspiración y de disfrute.

En el arte encuentro experiencias de vida en las que me descubro a mí mismo y descubro nuevas posibilidades a las cuales aspirar en cuanto a mi carácter moral y en cuanto a los logros que me son posibles en el mundo.

El arte se ha convertido para mí en imprescindible valor y una profunda necesidad para mi vida.

Así que siempre estoy activamente buscando nuevas obras de arte para aprovechar las nuevas experiencias que estas me traen. Funcionan como porciones de combustible espiritual que dan fuerza para seguir para ser mejor, y para concebir nuevos horizontes.

Las cuatro formas de arte que actualmente más aprovecho son la literatura, la música, el cine/televisión y la poesía.

Con la literatura me aventuro en viajes de introspección y de descubrimiento propio para el modelaje de mi carácter de acuerdo con la visión que yo elijo perseguir gracias a lo que la literatura me presenta. Mi literatura favorita es la que está relacionada con temas épicos, relatos de personas que están en la búsqueda de grandes valores.

Con la música dejo fluir mis sentimientos y traer emociones que en el pasado he sentido a la realidad presente y así sentir el placer de estar vivo y la realidad de mis valores. Mi música favorita es la que expresa un sentido de juventud, del ímpetu por lo bello y lo enérgico.

Con el cine y la televisión, diría que es una mezcla de lo que experimento con la literatura y la música, pero con un énfasis en la contemplación de seres humanos admirables. Seres humanos que luchan por sus valores enfrentando la adversidad de circunstancias interiores o exteriores. Mi género favorito de cine es el romance. Con personajes enamorándose, no por casualidad, por destino o por caprichos arbitrarios, sino por elección, por las virtudes que ven en el otro, por los valores que comparten y en suma, por el sentido de vida con el que conducen su vida y enfrentan el mundo.

Y en la televisión, mis géneros favorito son los del misterio y la aventura. Las historias en las que acompañamos a los personajes en viajes en los que deben aplicar su mente y su mejor habilidad y valentía a sobrepasar retos y alcanzar metas inusuales y admirables.

Y con la poesía, la experiencia que busco y que adoro es la de tener un diálogo conmigo mismo y con la realidad. Contemplar en palabras la belleza y la emoción inexplicables de la experiencia humana y de la relación del ser humano con el mundo. Y es el arte que entre, todos los otros, yo puedo ser el intérprete de las palabras que lo traen a la vida. Mi tipo de poesía favorita es la poesía que, con las palabras sobre los fenómenos más concretos, expresan los sentimientos y la ideas más abstractas, y de una forma estilizada y regular.

Yo pienso que el arte expande la capacidad de nuestro alma para valorar, para sentir, para imaginar y ponernos propósitos, para amar, para alabar para actuar y para persistir y lograr; expande nuestra capacidad para vivir.

No hay nada como el arte. Es la necesidad espiritual sin la que nuestro alma se marchita.

Y si hay quien aún no ha encontrado todo eso en el arte, ojalá se apresure en descubrirlo y descubrir una nueva dimensión de la experiencia humana que exalta y enriquece nuestro ser.


Más adelante quiero compartir y explorar aquí las obras que nos pueden llenar de esa riqueza y capacidad de vivir.

Aprendizaje y preguntas

Estaba reflexionando hoy sobre lo importante que es para mí no dejar de avanzar con mis cursos ahora que muchas actividades de la gente están paralizadas y las clases presenciales se cancelaron.

En eso me puse a pensar sobre lo que un conocido mío que estudia en el EPRI me decía antes de que todo esto pasara sobre lo poco motivado que estaba por la universidad y sobre cuánto deseaba que le cancelaran sus clases de ese día.

El mismo tipo de comentarios puede uno escuchar todos los días de estudiantes de la universidad, el campus y en redes sociales.

Cuando sucedió lo de la orden de Estado de calamidad todos celebraban que cancelaban momentáneamente las clases y que iban a dejar de ir a la universidad.

Todo eso refleja mucho del enfoque con el que en las universidades educan a los jóvenes.

Cuando hablaba con ese conocido, y escuchando tantos otros comentarios similares, yo me pregunto, ¿cómo pueden ellos desear no tener esas clases y saltárselas gratuitamente, de la nada?

En mi caso, a mí nunca se me ocurriría la idea de no tener una clase. Para mí eso significaría perder una pieza importante del contenido que me va a ayudar a responder la pregunta que me estoy haciendo en ese curso. Y para mí la pregunta y el curso son de crucial importancia para mí carrera. Cada nueva clase es una exploración de esa pregunta que me inquieta que quiero resolver y la cual que estoy tratando de responder en ese curso.

Yo pienso que una parte de lo que diferencia el enfoque de mis cursos en el MPC con los de otras carreras es esa. En el MPC yo me hago preguntas que son bloques que construyen hacia el conocimiento y habilidades que necesito para mi carrera.

En cambio en otras facultades los cursos son vistos como una porción más que memorizarse y que responder en el examen sin una visión de cómo ello es un bloque integral en la construcción de la carrera de uno.

Éste último es un punto que implica temas más amplios dentro de la filosofía de la educación que ya discutiré más adelante.

Pero esta es una observación que me pareció interesante y a la que volveré para estudiar temas más amplios e importantes.

Mis citas favoritas

A veces cuando estamos en esas conversaciones fascinantes sobre temas intelectuales o sobre arte se nos viene a la mente la perspectiva de algún pensador que queremos traer a la discusión, y queremos recordar qué es lo que precisamente dijo el pensador. Pero se nos olvida.

A mí me pasa a menudo.

Por ello en la presenta página he creado una sección para guardar mis citas favoritas y que estén a la mano en cualquier momento. Además, para rendirle aprecio a esos autores y también y para compartir con cualquier interesado.

Los temas de los que tratan son muy variados. Y generalmente son de mis autores favoritos.

Las citas en esta sección no están en ningún orden en particular y están escritas tanto como en inglés como en español.

La página se puede encontrar en la última opción del menú desplegable sobre la pestaña “Sobre mí”.

Aquí un link directo:

¿Y tú, cuáles son tus citas favoritas?