What is MPC… On One Foot

I always have to explain to people the department I am enrolled in at the university, I want to explain here my own account of what MPC is in a condensed way as if I had to say it standing on one foot.

The Michael Polanyi College (MPC) is a department of Universidad Francisco Marroquin that offers a four-year bachelor of arts. The program is divided into three phases: the first year is the ‘Bootcamp’ phase, the second and third year is the ‘Fellowship’ phase, and the fourth year is the ‘Leadership’ year.

The Bootcamp phase is literally a boot camp year in which students are introduced to and trained in skills that will help them to be independent ‘learners’ and thinkers. Students go through a fixed, but unconventional program in which they read the “Great Books” of western civilization and engage in “Socratic dialogues” around these readings. They have no classes in lecture format; all classes are Socratic discussions in which students’ beliefs are challenged and their thinking skills are put to work and refined.

In the second phase, the “Fellowship” years students get to choose the courses they want to take in the areas of interest. They no longer have a fixed curriculum, they have to design their own courses and mentors whom with study their courses. MPC no longer directs guides their education, but only works as an assistant and advisor to their overall direction that they give to their own learning. But students have to report before each semester starts what course they are taking, what are the goals, methods, and materials for their courses, and who is mentoring them. They sign course canvases and mentor agreements with MPC and their mentors to formalize it.

In the third phase, the “Leadership” phase they get to embark on what is called the “Great Work”. The Great Work is a project in which they have to show in the form of some tangible, real-life project, the knowledge, and skills they learned throughout the program. When students graduate from the program they are awarded an academic degree on “Bachelor of Arts in Liberal Studies with focus on [blank]” and students get to choose what the blank will say in their academic degree according to what their concentration in the years of MPC was. And the Great Work is the project in which students show why they deserve the degree they are claiming.

There is more to say about the MPC program, but this is the general outline of what this program is about. I will say more about the program and the different phases, and my experience in the program, and my evaluation of it in future blog posts. Stay tuned.

El Dr. Amesh Adalja pone en contexto el COVID-19

El COVID-19, o “Coronavirus” está siendo uno de los principales temas de discusión en internet. El virus en cuestión se está expandiendo rápidamente y se han reportado más de 80,000 casos en 50 países diferentes y uno de ellos es México, así que hay razón para interesarse por lo que está pasando.

El doctor Amesh Adalja, especialista en enfermedades infecciosas, ha declarado que “ningún país va a escapar de él”. Hay razón para anticipar la llegada del virus a Guatemala. Así que nos va a ser beneficioso aclarar nuestro conocimiento y nuestro pensamiento sobre el tema.

Hoy el Dr. Adalja dio una charla muy esclarecedora en cuanto al tema. En su charla da un repaso general sobre la historia de las infecciones de coronavirus en humanos, describe los miembros de la familia de Coronavirus y sus tipos, y aclara sobre lo que se sabe de el nuevo tipo de Coronavirus que ha brotado. Todo ello para poner en perspectiva cuál realmente es el problema, aclarar las exageraciones que se difunden sobre él, y sobre cómo responder a ello.

Es una charla muy informativa y esclarecedora que recomiendo mucho:

Podcast recomendado: Inside Strategic Coach

Inside Strategic Coach, por Dan Sullivan y Shannon Waller, es uno de los podcasts que más han influenciado últimamente en mi pensamiento sobre mi aprendizaje experiencial y en mi crecimiento personal y profesional. Se ha convertido en uno de mis podcasts favoritos.

El subtitulo del podcast es “Conectando a emprendedores con lo que realmente importa”. Yo no soy un emprendedor en esta etapa de mi carrera pero ciertamente aspiro a ser un ‘emprendedor intelectual’ en el futuro que estoy construyendo.

Y el presente podcast me ha dado muchas herramientas poderosas y me ha dejado lecciones profundas y fascinantes que me hay ayudado en mucho para poner en marcha los proyectos que me hacen crecer.

Como lo dice en la descripción del podcast, “Inside Strategic Coach es una fuente práctica para emprendedores, o cualquiera con una mentalidad de crecimiento [un ‘growth mindset‘]. Los anfitriones Dan Sullivan y Shannon Waller comparten ideas innovadoras, historias éxito educacionales, ‘know-how‘ de primera mano desde dentro, adquirido de trabajar con miles de dueños de empresas exitosos, alrededor del mundo”.

Y esa es una de las formas en las que pienso sobre este podcast, una fuente de recursos para poner en marcha o despertar una mentalidad de crecimiento, o como el término en inglés que mejor conocido, un ‘growth mindset‘. Ese ha sido el principal beneficio que yo he sacado de él.

Aunque la mayor parte de mi tiempo actualmente la dedico a mis actividades como estudiante de filosofía y educación, trato de involucrarme en proyectos prácticos para obtener experiencias que informen y ayuden a reforzar y aplicar lo que aprendo en la teoría. Del el podcast en cuestión he sacado buenas ideas y he quedado con reflexiones sobre cómo lograr eso en mis estudios, ya que no hay una forma obvia para hacerlo, y es un enfoque nada común que se tome hoy en día para quienes siguen carreras intelectuales. Mi principal actividad es académica, pero aunada con una ambición por las experiencias prácticas y desafíos afuera en el mundo para potenciar mi crecimiento. E Inside Strategic Coach ha sido de mucha ayuda en eso. En el futuro quiero discutir y compartir aquí lecciones específicas que he derivado de los episodios y cómo todo ello enriquece la experiencia de aprendizaje y desarrollo de carrera propias.

Cierro con las palabras de invitación del mismo podcast: “Si tú eres un emprendedor, o tienes interés en la cultura de la gente que cambia el mundo de los negocios y más allá, sintoniza para la ‘inside story‘”.


Escucha el primer episodio del podcast:


Links al podcast:

*La imagen fue tomada de: https://www.facebook.com/watch/?v=476695473120654

Mantenerse alejado de la trampa del deber

Estoy cerca de cumplir mi meta de escribir en mi blog diariamente por un mes completo. Y una de las cosas por las que me siento una sensación de realización con este ejercicio es que he logrado el no caer en la trampa del deber.

Aquí estoy usando el concepto del deber con el significado más popular que ha tenido, que es un significado filosófico. Como lo define Ayn Rand, el “deber” es “la necesidad moral de realizar ciertas acciones sin otro motivo que la obediencia a alguna autoridad superior, sin tener en cuenta ningún objetivo personal, motivación, deseo o interés”.

Ahora, generalmente, y especialmente los jóvenes, cuando tenemos ciertas metas a las que llegar, o cierta cantidad de trabajo que realizar, la mayoría de veces es porque son deberes que de alguna forma nos corresponde cumplir. Frecuentemente es también el caso de que nosotros mismos nos imponemos deberes para ciertas metas que nos proponemos. Incluso cuando son metas que parecen ser buenas para nosotros podemos tomar el enfoque del deber en proponernos metas que alcanzar. Y así nos torturamos; porque no estamos seguros en realidad de la razón precisa por la que nos proponemos hacer algo. Y el resultado de nuestro trabajo no nos satisface más allá del hecho que obedecimos y cumplimos (sin importar los resultados) ese deber de una realidad trascendente.

Cuando me propuse esta meta, consideré la posibilidad de que escribir cada día se iba a tornar en un deber para mí. Creía que eso podía ser posible porque tal vez no iba a tener la motivación suficiente, o no iba a tener un tema sobre el que valiera la pena escribir y escribir cosas que al final no me ayudaran y no me dieran la satisfacción profunda que yo busco en todo lo que hago. Pero justamente en cuanto a eso, mi meta fue poner mi mejor esfuerzo y en tener claridad de mis objetivos para que este ejercicio que empezaba no se tornara en un deber.

Al escribir cada día, durante el proceso de escribir, empezando por identificar un tema sobre el cual escribir nunca sentí que lo estuviera haciendo sólo porque sí. Al ver el resultado e identificar la lección, los takeaways y las preguntas que me surgían de cada post que escribía podía identificar el valor importante que el haber escrito cada post individual me daba.

Hoy podría regresar a cualquier post que hice y fascinarme a mí mismo por los insights que plasmaba en mi cartulina virtual. Y rastrea lo que me llevó a escribirlo, los aprendizajes que derivé del post, las preguntas que me estaba haciendo, las que me surgen ahora de él, y una inmensidad de nuevas vías para desarrollar sobre lo que escribí. Como ejemplo, habiendo recomendado ciertos podcasts, discutir episodios individuales para animar más exploración del podcast. O ir a mis ensayos sobre los sueños y sobre las metas, y discutir los temas más amplios que están involucrados en esos consejos concretos que daba.

Estoy feliz de que cada uno de mis posts ha salido y permanece como un valor egoísta mío como un bloque más en mi crecimiento personal y en mi aprendizaje y estudios.

Esto refuerza mi convicción de que (y esto es algo sobre lo que seguiré escribiendo y recomendando recursos) en vez de la tortura, la dependencia y la docilidad que actuar de acuerdo con el deber inculca en nosotros; los valores y la acción guiada aun propósito son los elementos básicos que conforman nuestra felicidad.

Metas basadas en esos valores y propósito son lo que conforma y potencia nuestro crecimiento.

¡Feliz acción orientada a valores!

#HoyAprendí: La relación entre el desarrollo de la filosofía y el de las teorías educacionales en la historia

Estudiando la historia del desarrollo de la Teoría de la atención concentrada, de acuerdo con Jerry Kirkpatrick en su libro Montessori, Dewey, and Capitalism, me di cuenta de que existe una relación importante entre el desarrollo de las ideas filosóficas y las teorías educacionales en la historia.

Desde la Grecia antigua, los filósofos y la gente letrada a estado enseñando de formas específicas, algunas muy básicas y otras más avanzadas, a sus jóvenes con un propósito, implícito o explícito, con un método, rudimentario o sofisticado, y con cierto contenido que refleja la cultura en la que la educación se da.

El desarrollo que más me ha llamado la atención es cómo los teóricos de la educación a partir del siglo XV reciben influencias de los filósofos y científicos que estaban desarrollando las bases del método científico.

Es interesante cómo pedagogos como Pestalozzi y Herbart discuten la importancia de la experiencia sensorial en el aprendizaje y el método de la inducción para aprender sobre principios y sobre conocimiento abstracto.

Y cómo todo esos desarrollos, para bien o para mal, sigue teniendo influencia en la educación de hoy en día.

En un futuro estaré explorando más a fondo estos temas y sobre su importancia para entender cómo hemos llegado hasta acá en lo que respecta a los sistemas educativos.

Lecciones sobre Thomas Hobbes

El tema de mi clase de hoy de Historia de la filosofía fue la filosofía de Thomas Hobbes. Aquí escribo sobre algunas reflexiones que hice estudiando su filosofía.

La influencia de la filosofía de Hobbes es sorprendentemente amplia hoy en día. Especialmente se aceptan ciertas de sus premisas sobre la naturaleza del ser humano y su ética y su política. Y ente los liberales la filosofía hobbesiana su teoría política suele ser apresuradamente rechazada y descartada de mayor consideración.

Pero para quienes se interesan en las ideas, la filosofía de Hobbes tal vez es uno de los ejemplos más claros de ver (principalmente porque los liberales están dispuestos a disectarla sin comprometer sus creencias) sobre cómo las ideas políticas son sólo el resultado de las ideas filosóficas. La teoría política de Hobbes no es más que el resultado directo de su teoría sobre la naturaleza de la realidad y su teoría sobre la naturaleza del hombre y su ética.

En resumen, la filosofía, para Hobbes se trata del estudio de las entidades corpóreas y sus propiedades y características más generales. Para él, sólo lo corpóreo, lo que es independiente a nuestra consciencia y se extiende en el espacio, es lo real.

Su filosofía se divide en dos ramas generales: primero el estudio de los cuerpos naturales y segundo el estudio de la ‘comunidad’ (commonwealth). Y esta última dividida en la ética y la política.

Los cuerpos naturales, según Hobbes, son el único tipo de realidad posible en el universo. Para él, el universo es un universo lleno, sin vacío. Que consiste de entidades corpóreas que se extienden en el espacio y que son continuas sin dejar vacío por ningún lado. Y por lo tanto, tienen una extensión específica que se puede cuantificar que tiene ciertas propiedades y características generales. Para él ni lo infinito ni lo no corpóreo ni lo eterno existen. Por que todo ello implica cosas que no tienen una extensión específica en el espacio, y por lo tanto no son corpóreos e inexistentes.

Según Hobbes todo en la realidad se rige por las leyes mecánicas del movimiento de los cuerpos.

(Continuará)

Notas: Los guatemaltecos que emigran no esperan a las Elecciones para expresar su elección de sistema político

Ésta semana he estado investigando datos para escribir mi segundo ‘paper‘ en el Objectivist Academic Center aplicando lo que he aprendido sobre comunicación objetiva. Como mi paper va a tardar un par de meses en terminarse voy a escribir aquí sobre mis observaciones iniciales sobre el tema.

Lo primero es notar que decenas de miles de guatemaltecos intentan llegar a estados unidos durante el año. En 2019 23,691 fueron aprehendidos al intentar ingresar a EE.UU. como lo reporta El Periódico. Sin mencionar quienes efectivamente logran ingresar.

De los guatemaltecos que logran llegar a EE.UU. y quienes ya estaban allá también tenemos los datos de que ellos tan pronto como consiguen un trabajo y les es posible, producen y envían dinero de vuelta a sus familias en forma de remesas.

Los datos nos muestran lo productivos que son los guatemaltecos que migran a EE.UU. En 2019 las remesas a Guatemala llegaron a sobrepasar los US$9 mil millones según el Banguat.

Un hecho crucial que hay que mencionar –aunque ya todos lo sabemos– es que el principal objetivo de los guatemaltecos en migrar hacia EE.UU. es producir. Y es sabido que los guatemaltecos migran a EE.UU. más que a ningún otro país.

Los guatemaltecos migran a EE.UU. porque es “la tierra de las oportunidades”.

Pero esas oportunidades sólo son posibles en dentro de un sistema social y de gobierno específico. ¿Y cuál es el sistema social por el que se conoce Estados Unidos desde su fundación? Por el sistema basado en la “vida, libertad y la búsqueda de la felicidad”, el capitalismo. Aunque desde finales del siglo XIX ése sistema basado en los derechos individuales ha estado alejándose del capitalismo, éste sistema es el que ha hecho de esa tierra “la tierra de las oportunidades”. La tierra del “sueño americano”, y tanto así que cualquier extranjero, si logra permanecer ahí, puede lograr tomar parte en ese sueño americano.

La elección que han hecho millones de guatemaltecos de migrar hacia EE.UU. refleja la elección implícita que ellos hacen que va más allá de meramente elegir un territorio diferente en el que producir. La elección que hacen es de un sistema que hace posible las oportunidades que buscan para producir. Ese sistema es el capitalismo.

Para posibilitar las oportunidades para producir y prosperar que los guatemaltecos tanto buscamos en nuestro país de nacimiento lo que necesitamos es un sistema como el que en EE.UU. ha dado eso a los estadounidenses. Un sistema basado en los derechos individuales; capitalismo.

#HoyAprendí: ‘La riqueza intangible de las naciones’

Hoy aprendí sobre un interesante concepto en el panel sobre Comercio y desarrollo económico de Roberto Salinas León y Ron Bailey, parte del último día de la conferencia “Reason in Guatemala”.

“The Intangible Wealth of Nations” (‘La riqueza intengible de las naciones’) es el tema que Bailey, corresponsal de ciencia de Reason Magazine, discutió en la primera parte del panel.

Claramente el concepto evoca la obra de investigación de Adam Smith de “La naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones”; la riqueza material de las naciones. Pero el tema de la ponencia de Bailey en el panes era sobre la riqueza intangible de las naciones. Y el tipo de riqueza intangible de un país que hace posible la riqueza material de ese país.

Según Bailey, los dos principales elementos que conforman esa riqueza intangible son (1) las instituciones y (2) el capital humano. Él habló de la relación entre el estado de derecho que en un país permite que individuos educados y productivos sean capaces de crear riqueza material.

Éste para mí me pareció un término fascinante que nos ayuda a conceptualizar esos elementos que son necesarios de desarrollar y cultivar en una sociedad moderna libre próspera.

Definitivamente voy a seguir investigando sobre ese concepto y sobre el trabajo de Bailey. Y por supuesto, mis preguntas iniciales, para investigar e integrar el conocimiento que ya tengo sobre los temas serían ¿cuál es la naturaleza y las causas del estado de derecho en un país? ¿y cuál es la naturaleza y las causas del tipo de capital humano que es capaz de construir prósperas sociedades industriales modernas?

Esos me parecen temas fascinantes de estudiar. También tengo la impresión de que deben haber conexiones importantes entre esos temas y los “Estudios de progreso” (de lo que ya hablaré más adelante) sobre la naturaleza y causas del progreso humano en toda su historia.

Como nota, encontré éste artículo suyo en Reason del 2005 titulado con la misma formulación que no he leído, como indicación de dónde investigar más.

Con este breve post inauguro la nueva serie «#HoyAprendí» de mi blog en la que escribiré regularmente durante la semana sobre piezas de aprendizaje significativas que me pasen en el día.

Viendo con ojos frescos la UFM

Hoy me pasó algo muy especial mientras estaba tomando un tour en la Universidad Francisco Marroquín junto a visitantes que no conocían antes la UFM.

En el tour el equipo de la UFM se enfocó en presentar qué es la UFM y qué es cada departamento a los invitados que no los conocían.

Yo quise ponerme en el ‘mindset’ de escuchar las presentaciones como si no supiera de antemano lo que me iban a presentar y el resultado de eso fue muy gratificante para mí.

La primera cosa que noté es que cuando estaba escuchando a Gabriel Calzada, el primero en presentar y que expuso resumidamente cómo surgió la UFM y cómo ha llegado hasta acá, sentí que nunca me puedo cansar de escuchar esa historia cada vez que la escucho nuevamente. La historia de cómo un grupo de emprendedores liderados por Manuel Ayau tuvieron una visión de promover el recién descubierto ideal de una sociedad de personas libres y responsables.

Después a medida que iba escuchando junto los ‘tourists’ sobre el departamento de Formación Continua, la Biblioteca Ludwig von Mises, el Programa ITA, la historia de la UFM contada por LuisFi, y todo lo demás; me puse a reflexionar sobre lo mucho que la UFM ha logrado a lo largo de los años. Es una universidad que resalta de lo tradicional por su dinamismo y por supuesto la especial misión que se propone alcanzar.

Para mí, mi Universidad y su fundación y su desarrollo es una fuente de inspiración sobre el poder de una visión y de la unión en un equipo personas productivas y motivadas por esa visión para emprender un proyecto tan importante en un área tan crucial como es la educación.

Los directores serán los primeros en reconocer que siempre hay vías de mejora, y la U. tiene retos y desafíos que enfrentar en trabajar por su misión. Pero el camino ya está abierto y llena de inspiración por ser un oasis de ideas de la libertad en el continente. En el motto de la UFM de estar “in disruptor mode since 1971” está la indicación de que el impacto de la universidad seguirá. ¿Cuáles serán las siguientes disrupciones para promover una sociedad de personas libres y responsables, y cuáles son las que se necesitan?

Mi experiencia en el College Freedom Forum – UFM 2020

Hoy asistí a la quinta edición del College Freedom Forum (CFF) en la Universidad Francisco Marroquín. Una experiencia reveladora e impactante sobre la que escribiré brevemente aquí.

La primera parte de la conferencia constó de charlas por los 6 conferencistas sobre las crisis y las amenazas que sus países sufren bajo regímenes dictatoriales. También hubo participaciones artísticas como interludio entre cada charla. Y para la segunda parte hubo 3 “Campfires” con los conferencistas en lugares diferentes simultáneamente.

En las charlas los invitados trataron sobre el drama que viven en sus países siendo oprimidos de diversas formas que nosotros en Guatemala no nos podemos empezar a imaginar. Cada charla tenía un componente importante del testimonio de los invitados. Todo ello sobre las atrocidades que esas dictaduras cometen contra sus ciudadanos cuando salen a las calles a manifestar; cómo la censura por ideas y actividades que no se alinean con las posiciones oficiales crece y afecta fuertemente la idea que los ciudadanos tienen sobre su país.

Uno de los principales objetivos de la conferencia es exponer a jóvenes a este tipo de testimonios de personas que han vivido esa represión a sus libertades de primera mano. Cómo ellos han levantado la voz en contra de esas violaciones, y cómo ellos piensan que sí se puede avanzar en combate a esas dictaduras, comenzando por cuestionar lo que ven a su alrededor y reflexionar seriamente sobre lo que les está pasando, y decidiendo tomar acción para promover un cambio. El auditorio Juan Bautista Gutierrez se llenó. Seguramente más de 500 asistentes, la mayoría de ellos jóvenes estudiantes, fueron alertados de la destructividad de los gobiernos autoritarios y estatistas.

Lo que más me impactó de la conferencia fue lo que Yoani Sánchez relataba sobre la vida en Cuba, y el ejercicio de su trabajo y cómo éste es amenazado a cada minuto en Cuba por el material simiente.

Yoani contaba sobre las dificultades terribles con las que se encuentra, no sólo consiguiendo lo necesario para sobrevivir en la isla, sino también con la constante amenaza a su trabajo periodístico independiente para informar a Cubanos y extranjeros. Aún así, Yoani indicaba que el surgimiento del periodismo independiente en Cuba a inicios de este siglo ha servido para levantar un poco de esperanza para que se visibilicen los resultados reales del gobierno de Cuba. Y ella es optimista de que a través de la tecnología se puede aumentar esa visibilidad para que puedan surgir más oportunidades para desafiar y debilitar la dictadura. La esperanza de Yoani Sánchez y la convicción de que su trabajo está teniendo el impacto positivo (verificable) para la libertad que tanto ansía para su país, fue verdaderamente inspiradora para mí.

Me quedaron muchas preguntas para reflexionar en relación al tema de cuál es el curso de acción apropiado para combatir una dictadura, desde dentro y desde fuera.

El nuevo conocimiento que obtuve, y las nuevas preguntas que me planteé –y todo eso de lo que seguramente más personas se llevaron– debería hacernos apreciar más la relativa libertad de acción que tenemos. Para prevenirnos de no perderla y buscar más libertad, y denunciar las dictaduras que están violentando la libertad de sus habitantes.

Gracias Human Rights Foundation y UFM por hacer posible esa experiencia.